Sentimiento de pertenencia y compromiso

¿Cómo conseguirlos a través de los valores de empresa?

El sentimiento de pertenencia vincula a las personas que conforman una empresa a su propia empresa y a su marca. En muchas empresas, sobre todo pequeñas, esto ocurre de forma natural, porque el trabajador tiene un trato cercano con el CEO y demás líderes, los cuáles le ayudan a establecer y mantener este vínculo.

Pero, ¿qué ocurre en las empresas medianas y grandes donde este trato es más difícil de mantener?

Y más importante todavía, ¿cómo puede repercutir un débil sentimiento de pertenencia de los trabajadores en los resultados de la empresa?

Un débil sentimiento de pertenencia conlleva un compromiso más “por obligación” que “por devoción” con las funciones que se desempeñan, y esto se transmite de un puesto a otro en toda la cadena de valor hasta materializarse en una pobre experiencia del cliente. Tal vez nos limitemos a “cumplir”, pero no tendremos pasión ni actitud de servicio excelente. Los resultados de la empresa pueden, por tanto, verse comprometidos a medio o largo plazo.

Afortunadamente la alineación de valores desde la persona hasta la marca, pasando por el equipo y la empresa, favorece el vínculo entre todas ellas.

“La persona trabaja en un equipo,

que está al servicio de una empresa,

que a su vez está para proveer de una experiencia de marca.”

Y la experiencia de marca es sublime cuando existe alineación de valores en todos los “sistemas”: marca, empresa, equipo y persona, los cuáles quedan unidos por un gran vínculo que asienta el sentimiento de pertenencia.

Nacho Plans trabajando los valores de equipo con líderes del Grupo Pikolinos.

Y ¿cómo puede tener lugar esta alineación?

Esta alineación de valores surge cuando tienen lugar dos factores:

  • Existe una proporción parecida de valores emocionales, ético-sociales y económico-pragmáticos en los 4 niveles (marca, empresa, equipo, persona). No es necesario que sean los mismos valores, pero por ejemplo, si una marca es pura emoción, es importante que el equipo de esa marca comparta valores emocionales y los haga realidad en su día a día. En caso contrario, la experiencia de marca del cliente se romperá en algún momento (le atenderá alguien con cara seria, verá noticias en prensa que deterioren su imagen de la marca, etc).
  • Existe una contribución personal por parte de todos a definir y nutrir los valores de marca, empresa y equipo. Así como la Misión y la Visión de una empresa (cuál es nuestra razón de ser y hacia dónde vamos) vienen desde la propiedad y dirección de la empresa, los Valores para hacerse vivos necesitan inspirarse en todos los integrantes del sistema y, en ocasiones, incluso definirse por todos los integrantes del gran equipo que es la empresa. Si nos limitamos a enunciar los Valores de la organización desde arriba hacia abajo en el organigrama, a nadie le brillarán los ojos al mencionarlos, y quién sabe si se pondrán en práctica dichos valores. Por ello debe hacerse un trabajo más participativo, en el que todo el mundo, desde los pequeños equipos de trabajo, hasta los líderes de equipo y managers, sientan que contribuyen en algo a forjar la identidad de la empresa y su contribución a ella.

Si se cumplen estos dos factores, todos los miembros de la empresa defenderán los valores de la empresa y de la marca como suyos, y la experiencia de marca del cliente será preservada por todos los miembros de la empresa, con máximo compromiso, más allá de sus áreas de responsabilidad.

¿Trabajas los valores en tu empresa de alguna manera específica? ¡Comparte con nosotros cuál es tu experiencia e inquietudes!

*Nacho Plans es creador de la metodología Coaching de Equipos por Valores y Wallchart, el cual utiliza el modelo de valores de Simon Dolan (ESADE).

¿Quieres saber más sobre el autor?

Nacho Plans

Nacho Plans es energetizador y experto en coaching para empresas. Creador de la metodología “Coaching de Equipos con Valores y Wall-chart” (herramienta visual de paneles y tarjetas). Sus intervenciones son de resolución creativa, atendiendo a los problemas que surgen en los equipos humanos en el día a día.

Nacho PlansCEO de Alicoach