3 Claves para convertir un equipo freno en un equipo motor ¡en 45min!

Probablemente te haya pasado alguna vez como a mí, que las prisas del día a día nos producen en alguna ocasión sensaciones de aspereza con compañeros de equipo. La poca calidad y el escaso tiempo para comunicarnos hacen que muchas veces puedas sentirte a 1000 kilómetros de distancia de quien tienes al lado trabajando.

Yo también he sentido eso, debido al gran volumen de trabajo, y hoy hemos puesto en marcha en el equipo de Alicoach una dinámica que facilitamos a equipos, que está inspirada en una técnica más profunda que aprendí de mi querida amiga y colega Soledad Dueñas. Si te digo la verdad esta técnica la he aplicado decenas de veces pero nunca la había experimentado en primera persona, por lo que fue algo nuevo para mí.
Te la comparto, es muy sencilla.

Empiezas con una apertura inicial, compartiendo cómo se siente cada uno, cómo estáis en el momento actual, etc. Si se han generado roces, distancias o extrañezas, esto no será suficiente: si pasas a decisiones y plan de acción, la reunión no fluirá.

Corredores en bicicleta trabajando en equipo motor

Te recomiendo, entonces que:

  • Cada uno inaugure un post-it u hoja de papel con el nombre de un compañero arriba, teniendo tantas hojas o post-its como compañeros en el círculo. Nosotros éramos tres, y yo tenía una hoja en la que arriba ponía “Ana” y otra en la que ponía “Patricia”.
  • A continuación escribimos todos en silencio una o varias frases que irán dirigidas a la persona cuyo nombre figura arriba, en los siguientes apartados:
  • Te agradezco… / qué admiro de ti…
  • Lo siento por… / Me sabe mal… / “sorry” por…
  • Te ofrezco…
  • Te pido…
  • El equipo se sienta en círculo, como un corro, sin mesas ni nada en medio, cada uno con lo escrito a mano. Entonces, un primer integrante del equipo recibe el mensaje de quien tiene a su izquierda quien se lo dice de palabra. Es fácil porque los tiene a mano para leerlos (Te agradezco… Lo siento… Te ofrezco… Te pido…).
    Hay que evitar entrar en debates o discusiones, lo ideal es recibir lo que se le dice a uno con un “muchas gracias”. En todo caso, puede permitirse compartir impresiones que ayuden a cohesionar y ponerse en el lugar del otro. Pero… ¡Nunca etiquetar! (“Eres…”). Al terminar, un “muchas gracias” (o, “cuenta con ello”) y una muestra de afecto, dándole la hoja o post-its con los mensajes. Se sigue recibiendo el primer integrante todos los mensajes (el siguiente en sentido de las agujas del reloj, etc) hasta completar el círculo.
  • Se continúa con el siguiente integrante, quien recibe los mensajes, uno por uno, de todos los demás.
    Ya has levantado el freno de mano. Ahora tienes un equipo “motor” y puedes echar un vistazo al GPS y retomar la operativa del equipo. Se puede continuar con decisiones y plan de acción o despedir el encuentro con alguna fórmula amigable (compartiendo cada uno cómo se siente , mensajes de ánimo, logros que se van a conseguir, etc).

La duración de la dinámica, según el número de integrantes del equipo, puede ser entre 20min y 2h. En equipos de más de 8 personas te recomiendo que las frases se lean pero “no se expliquen”, y tampoco se “contrarrepliquen” (sólo un “gracias”), para hacerlo más ágil.

Disfruta cohesionando a tu equipo y ¡cuéntame el resultado!

Un abrazo!
Nacho

¿Quieres saber más sobre el autor?

Nacho Plans

Nacho Plans es energetizador y experto en coaching para empresas. Creador de la metodología “Coaching de Equipos con Valores y Wall-chart” (herramienta visual de paneles y tarjetas). Sus intervenciones son de resolución creativa, atendiendo a los problemas que surgen en los equipos humanos en el día a día.

Nacho PlansCEO de Alicoach