Cohesión de Equipo: 4 claves que puedes aplicar ya!

Si un software o una máquina se estropea en tu empresa, es posible que puedas llamar al “técnico” que puede ayudarte a repararlos. ¿Y si es el ambiente de trabajo, o la relación entre los miembros de un equipo lo que se resiente? Siempre puedes llamar a algún “técnico” como yo especialista en cohesión de equipo o coaching, si bien hay mucho que puedes hacer tú mismo/a si lideras un equipo de trabajo:

Cohesión de Equipo

1. Escucha a las personas y viaja a “su mapa”. Trata de ponerte en su lugar, no busques “tus razones”, sino trata de comprender (aunque no las compartas) las suyas. Martin Luther King dijo: “No juzgo a las personas por mis principios, sino por los suyos”. Por lo tanto, escucha, escucha, pregunta y vuelve a escuchar, y así podrás viajar al “mapa” de la otra persona. Si tienes que echarle una mano, darle caña y/o movilizarle/a, será desde su “mapa” desde donde puedes conseguirlo.

2. No te dejes a nadie fuera. Que todo el equipo esté presente para compartir y decidir lo que le afecta al equipo. Evita hablar sobre terceros. Trata de agendar encuentros, por breves que sean, en los que hacer check-point (punto de comprobación). “¿Va todo bien?” Reuniones exprés de pie en 5 min del tipo “qué hice ayer, qué voy a hacer hoy”, sirven para que no nos enteremos “por la prensa” (o en el cliente) de sorpresas. Si alguien debe quedarse fuera de una reunión, asegúrate de que se le facilita un “acta exprés” o se le pone al día en la siguiente reunión, para darle la oportunidad de aportar y compartir en lo que proceda.

3. Comparte las emociones: foméntalo p. ej. con rondas para expresar cada uno/a “una emoción que siento ahora” nos ayuda a “cuidarnos como equipo” si alguien necesita algo, y puede hacerse tanto al principio como al final de una reunión. ¡A veces nos muestra que habernos reunido nos hace sentir mejor!

4. Las malas noticias, lo primero: Olvídate de complacer a todo el mundo. ¿Eres líder? Pues acostúmbrate a dar la cara y a ser criticado/a. Sé cordial, correcto/a, cercano/a… Pero si debes mostrar una discrepancia o dar una mala noticia, hazlo sin demoras. Intenta ser transparente para evitar la rumorología. Tras dar una mala noticia, siempre puedes preguntar a la otra persona cómo se siente, o si hay algo más que puedas hacer por ella.

Estos aspectos son claves para conseguir una verdadera cohesión de equipo. En futuros posts te contaré más técnicas del coaching de equipos: cómo sentirse alineados compartiendo valores, cómo llegar a acuerdos básicos de funcionamiento, cómo estimular una visión retante del equipo…

¿Quieres saber más sobre el autor?

Nacho Plans

Nacho Plans es energetizador y experto en "coaching de equipos". Sus intervenciones son de resolución creativa, atendiendo a los problemas que surgen en los equipos humanos de las empresas. Aplica la metodología Wall-chart (paneles y tarjetas).

Nacho PlansCEO de Alicoach

Si te ha gustado este post entonces no te pierdas los que te muestro a continuación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *